Acurett elimina de forma definitiva las imperfecciones de la piel, como son las manchas de la edad o del sol a través de una técnica de congelación de máxima precisión. En tan solo unos segundos y sin dolor, dirás adiós a tus manchas para siempre.

El tratamiento con Accurett no requiere una preparación especial, se aplica durante 2-5 segundos en cada zona a tratar. En áreas más grandes, se aplica con un movimiento circular o cruzado con el fin de cubrir todo el tejido afectado.

Una vez realizado el tratamiento, se pueden formar ampollas, granulaciones y/o costras sobre la zona lesionada. Ésto provocará la generación de un nuevo tejido de 10 a 15 días después de la aplicación.